17 de mayo de 2016

El Grey y yo

                                   

Reflexiones sobre Grey
  
          Mi relación con Grey y sus Cincuenta Sombras no ha sido buena. Me siento obligada a confesar que acabo de terminar de leer el libro. Anteriormente lo había intentado en dos ocasiones, pero no pasaba de la página cincuenta (qué curioso, se repite el número). Lo abandonaba porque me aburría, sin entrar en detalles técnicos. Solo me he atrevido a manifestar esta opinión a familia y amigos. Incluso así, parecía que lo hiciese para llevar la contraria al resto, pero no, no era el caso, mis palabras eran sinceras.



Cuando hace unas semanas planteé en mi círculo íntimo que estaba pensando en abrir un blog de literatura romántica y erótica, volvió a resurgir el viejo fantasma y empezamos de nuevo con el Grey a vueltas. ¡Cómo si no hubiese otra novela!
La primera que atacó fue mi hija:
«No entiendo cómo piensas escribir un blog de contenido erótico si no te gustan esos libros, mamá». 
Pero no fue la única. Me dije que tal vez sí tenía un problema, y que bien valía la pena intentar averiguarlo. Lo cierto es que me encanta el erotismo en la literatura si está al servicio de una buena historia. Pero leer doscientas, o cien o cuatrocientas páginas con el mismo argumento, me cansa. Como lectora quiero que haya chicha en la que hincar el diente. La tensión sexual es buena como marco para una novela de amor o erótica, por supuesto que sí. Pero el libro citado me parece repetitivo en cuanto a diálogos y situaciones. 

A pesar de todo lo que acabo de manifestar, los motivos que tuve para retomar su lectura fueron mucho más viles. 

Después de ofrecer el borrador de mi novela, Uñas de Gata, a mis maravillosos y desinteresados lectores cero, la mayoría de las mujeres (hombres no), cuando me comentaban que mis escenas de sexo eran cañeras, acababan mentando al dichoso señor Grey.
Grey, Grey, empacho de Grey. Tenía que encontrar la explicación a tanta pasión desatada en torno a esa novela. 

Pedí que me prestasen el libro. No tuve que ir muy lejos para conseguirlo, pues tooodas las mujeres de mi entorno lo tenían.

Antes de empezarlo hice una pequeña encuesta a cuatro voluntarias, para que me orientasen sobre dónde tenía que poner el foco de atención. 
Analizando sus respuestas llegué a las siguientes conclusiones:
  • Narrador. Al ser la protagonista la que cuenta la historia, y utilizar para ello sus propias palabras y expresiones, el lector la percibe como una figura cercana, con la cual resulta fácil empatizar mientras se siguen sus razonamientos. «Es como si nos estuviese contando la historia una amiga», me dicen. Se produce, por tanto, una situación de cercanía, donde al no haber un narrador externo a la acción que se desarrolla, está se advierte mucho más real, a pesar de la subjetividad del discurso de la protagonista. Anastasia nos muestra a Grey a través de sus sentidos, como si llevase una cámara encima unas veces, y otras mediante conclusiones que pueden estar equivocadas, lo cual la humaniza aún más.

                                                                   
La novela erótica: Grey y sus sombras


  • Ambientación. El lujo que rodea a Christian Grey atrae la atención de los lectores sobre una forma de vida desconocida para la mayoría. El despliegue de artículos selectos, tecnología avanzada, ropa cara, helicóptero incluido, que rodean al hombre, contrasta con la vida sencilla de Anastasia. Tres de las lectoras de Cincuenta Sombras encuentran similitudes con el cuento de Cenicienta.
                                                               
La novela erótica: Grey


  • Escenas. Con mucha acción, me dicen. Yo añado: sexual. Sexo explícito en el que se muestran prácticas poco conocidas, por ejemplo el Bondage, palabra de origen inglés que significa esclavitud o cautiverio. Eso sí, sofisticado. Aquí se manifiesta la faceta voyeur que como lectores tenemos. Nos gusta asomarnos a la privacidad de los personajes de los libros, satisfacer el morbo que crean determinadas situaciones, pero con la tranquilidad de que son historias ficticias. Añado: la realidad supera a la ficción en no pocas ocasiones, y los escritores tomamos el pulso a la vida misma para inspirarnos. 

Novela erótica: Grey

                                                                 
  • El conflicto interno que se deja entrever en el personaje de Grey, despierta una gran curiosidad. 
Aunque coincido con las encuestadas en varias de las observaciones, mi opinión no ha variado sustancialmente. Además de lo ya dicho, echo en falta historias secundarias que sirvan para profundizar en la trama principal, y que se vayan resolviendo a lo largo de la novela. El pasado de Christian me intriga, me intriga mucho; decepciona llegar a la última página sin que se haya desvelado el enigma.

Opino que las escenas sexuales están muy bien desarrolladas. Como lectora, siento que la narradora me lleva de la mano hasta convertirme en una testigo sentada en primera fila. Casi me parece que, dentro de la habitación de los juegos, estoy hurgando en el armario para examinar el repertorio variado de instrumentos, más o menos complejos, que están guardados en su interior. 
Lo que más me ha gustado, además de las escenas de sexo que se marcan los protagonistas de la novela, ha sido el final, cuando Anastasia, por fin, toma una decisión: largarse.
Me aseguran las lectoras que en los dos siguientes libros se resuelven los conflictos que se insinúan en esta primera parte, así que tendré que continuar con esos volúmenes para ponerme al día de la vida del señor Grey.


Ahora estoy leyendo: Pídeme lo que quieras. Autora: Megan Maxwell.

¿Y a ti? ¿Te gustó el libro "Cincuenta sombras de Grey"?



26 comentarios:

  1. Hola, me has pillado en bragas. Uyy!!! Perdón, quiero decir que no me he leído el libro y no puedo opinar.
    Yo estoy esperando a que salga ya "Uñas de Gata" ¿para cuándo....?
    Hasta tu próxima publicación. Un besooo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, munrodal.
      Eres la prueba viviente de que no todo el mundo ha leído Cincuenta Sobras.
      Uñas está con la carrocería, aunque lo que importa es el interior (eso dicen), hay que buscarle un "atuendo adecuado" para la ocasión.
      Espero que en unas semanas.
      Muchas gracias por tu interés.

      Eliminar
  2. Pues yo leí la trilogía hace ya unos cuantos años y la verdad es que , desde mi punto de vista, el segundo libro se lo podía haber ahorrado la autora.El tercero casi es el que tiene algo de trama ,si bien es cierto que podría haber ahondado un poco más en los claroscuros del protagonista, aunque tal vez sea UNO de los factores por los que te tienen pegado al libro.La autora juega con ingredientes muy interesantes y contrapuestos sexo- viginidad, lujo-sencillez , poder- modestia, desconfianza frente a ingenuidad....., y todo aderezado con mucha tensión sexual y mucha psicología desarrollándose en un mundo muy materialista ajeno completamente a la vida de la protagonista y a la mayoría del resto de los mortales,(tal vez resulta por eso tan atractivo).En fin qiue cuando acabas te dices a tí misma...《 y yo que pensaba que mi vida sexual era interesante...》....La verdad es que también estoy de acuerdo en eso de que la realidad supera la ficción ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy interesante tu punto de vista, sobre todo cuando añades el factor "virginidad" en contraposición a la"experiencia" de Grey. Como mujer, me has hecho reflexionar sobre la pureza que caracteriza a la protagonista. La historia me suena a novela inspirada en la realidad de hace varias décadas, donde la mujer tenía que ser virgen; en cambio el hombre, mejor experimentado.
      Comparto tu opinión: la atracción que se produce hacia lo desconocido es muy intensa.Y la posibilidad de estar dentro de una habitación sin ser vistos, mucho más aún.
      Estupendo comentario.
      Gracias y hasta pronto.

      Eliminar

      Eliminar
  3. Buenas tardes,yo he leído la primera entrega,las cincuenta sombras de Grey. Al principio me parece un libro interesante,la historia de un hombre rico que lo tiene todo y se enamora de una chica corriente a la que queda enganchado y a la vez engancha con sus misterios. Es verdad que tiene demasiado contenido sexual y la trama en sí avanza poco. Yo me quedé en la mitad del segundo libro y personalmente creo que no le acabé por esto que tu comentas,demasiado sexo y poca acción (en el resto de aspectos,que en el sexual hay mucha acción...),pero ahora que has sacado a Grey de nuevo,lo mismo me animo y termino la trilogía para descubrir si su historia de amor tiene final.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Dama. Se bienvenida.
      Efectivamente, la trama avanza poco porque se apoya demasiado en la tensión sexual entre los protagonistas. El conflicto de Grey, esa especie de trauma que padece, despierta expectativas que tardan demasiado en resolverse.
      Yo también leeré los dos volúmenes de la saga.
      Gracias por tu entrada.

      Eliminar
  4. A mi personalmente me a gustado el libro,hace que te sumerjas en el mundo del bondades, el cual no es muy conocido y hace que te pique la curiosidad de probar cosas nuevas,las escenas de seco las describen tan tan reales que casi te puedes imaginar y ver lo que pasa en esa sala de juegos,creo que esta bien el libro y no ha todo el mundo le tiene porque gustar,sin en cambio la película deja mucho,mucho que desear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo.
      Veo que te ha ocurrido lo mismo que a mí, que has estado dentro de la habitación examinando con atención los instrumentos que Grey tan bien conocía.
      Sí, opino como tú, las escenas sexuales son muy visuales y con gran cantidad de detalles; están muy bien construidas.
      Por supuesto, en literatura cada cual tiene sus gustos, y es estupendo que sea así.
      No he visto la película, pero todas las opiniones que he recogido coinciden con la tuya.
      Muchas gracias por la aportación.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  5. Hola araña rosa:
    Yo he leído las cincuenta sombras de Grey,leí el primero y me dije que ya tenía suficiente sexo pero tenía curiosidad por saber que trauma tenía el protagonista y al final leí los tres.Mi opinión:
    La autora sabe manejar a los lectores para que sigamos leyendo hasta el final, nos describe una pareja contrapuesta ( como dice Casiopeda ).Aunque para mí Anastasia tan mosquita muerta se lo pasa "pipa" con los jueguecitos eróticos.
    Ah! Y he leído Grey que es la historia contada por Christian, a que soy un poco masoca ja ja ja.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Taconcitos.
      Me he reído un buen rato con tu comentario; me refiero a tu faceta masoca. Ya nos dirás qué te parece la historia desde otro punto de vista.
      Como mujer me intriga más cómo ve la relación Grey, porque es un personaje más complejo; con más sombras.
      Cuéntanos si cambia mucho la historia de una voz a otra, por favor.
      Gracias por contagiar tu buen humor.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  6. Ya veo que Amaranta llega algo tarde,mi opinión no varía mucho, me pasó algo parecido a la autora de este blog, dado el revuelo que había suscitado abrí el libro por una página cualquiera, me gustan las sorpresas y ya me habían contado bastante,pero... no pasé de esa página ESTÁ TODO INVENTADO!!! fantaseamos a menudo con esas situaciones y a nivel de cada uno las llevamos a la práctica. Quien no ha oído alguna vez eso de: yoooo lo sé por lo que me han contado... o por lo que e leído. Venga ya!!! es mucho saber,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Anónimo.
      Buena reflexión, pero eso de que está todo inventado..., no sé yo. Lo de la habitación de los juegos, en concreto el cacharrerío (soy así de rústica), bien colocado... A mí el escenario me recordó a los de las películas de Drácula, lo imaginé así, un poco gótico. En cuanto a la imaginación, efectivamente, ahí somos libres. Dice Rosa, la protagonista de Uñas de Gata, que imaginando podemos convertirnos en asesinos despiadados o zorras libidinosas, porque nadie va a juzgarnos por lo que guardamos escondido entre las telarañas del desván de nuestra mente. Ya ves, piensa como tú.
      Gracias por la entrada.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  7. Buenas noches. Estoy totalmente de acuerdo con Casiopea en que el segundo libro, aporta mas bien poco a la trama. Es mas creo que la trama en si era inexistente, a mi se me aparecía ( y perdónenme si uso un lenguaje soez)como un acumulo de nexos entre polvo y polvo.
    Y he de confesar que el tercero lo dejé a la mitad hace unos seis meses y hasta hoy, no se me había ocurrido retomar la lectura. Me lo pensaré.
    Por otra parte, tengo que discrepar con Casiopea tambien en eso de que la realidad supera la ficción.
    La realidad es la que es, la ficción está en nuestra mente y nuestra mente no tiene límites.
    Me voy a permitir el atrevimiento de recomendar a un autor que a lo mejor los entendidos dicen que está un poco trasnochado. Yo no soy entendida, pero a mi me gusta como trata el tema erótico. ANTOINE MANTEGNA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Atalaya.
      En primer lugar, gracias por la sugerencia. ¿Hay algún libro que me recomiendes especialmente de este autor?
      Podríamos leerlo y comentarlo después, sobre todo si trata el erotismo de forma personal.
      Dices bien, lo de ir de polvo en polvo, la verdad, cansa un poco y acaba por no ser nada estimulante.
      La imaginación de los poetas no tiene límites, pero en prosa, para escribir sobre el hombre, al menos yo, estudio la realidad que me rodea. Y a veces me sorprendo por no haber calado ni un ápice en la piel del dragón cuando hablo de ciertas emociones.
      Gracias, Atalaya.
      Un placer tenerte por aquí.

      Eliminar
    2. Hola Araña Rosa. Antoigne Mantenga tiene numerosas publicaciones de literatura erotica. A mi me gusta por que las tramas, aunque algunas veces puede que sean enrevesadas tienen un poco de todo.
      Os recomiendo por ejemplo "Las alcobas del silencio". Aquí tambien mezcla la experiencia- inexperencia de los protagonistas, el misterio que siempre acompaña a la cultura oriental e incluso se atreve con la "mafia".
      A lo mejor lo leeis y os parece una patata, pero a mi me gustó.

      Eliminar
    3. Buenas noches, Atalaya.
      El título ya me parece de lo más sugerente, pero la palabra oriental me arrastra a desear leerlo.
      Apuntado queda para mi próximo pedido de libros. Suelo "adoptar" tres al mes, a pesar de que también utilizo el lector electrónico, me sigue gustando el tacto del papel, y el olor, por supuesto. ¿Te has fijado alguna vez en el aroma de los libros?
      Gracias por atender mi petición.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  8. Buenas noches, a mi con la primera entrega de cincuenta sombras de grey me pasó lo mismo que a ti araña Rosa por más que lo intentaba no conseguía terminarle siempre había otro libro que me interesaba más,así que ya que sé el final lo mismo lo acabo que total me queda poco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Teresa.
      Lo que te ha ocurrido con ese libro, me refiero a lo de intercalar lecturas, ocurre cuando la historia no nos atrapa. Tenemos que descansar porque no acabamos de concentrarnos en la historia.
      Y, como dice Atalaya (que me ha encantado), lo de ir de polvo en polvo, pues eso, que acaba por desinflar las ganas a cualquiera.
      Gracias por pasarte y dejar tu comentario.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  9. Yo a diferencia de vosotras me apasionó los tres libros de cincuenta sombras, tanto es así que leí el libro de Grey el primero y me gustaría poder leer los demás,alomejor las personas que comentáis aquí tenéis más años,yo que soy joven y todo mi entorno más o menos de mi edad les ha gustado el libro,a todas nos gustaría sentirnos Anastasia,con un hombre guapo que se cuida,que es sexualmente activo y porque no decir con pasta,que te lleve a los sitios que le lleva a ella,a mi me ha encantado poder pensar que era ella,creo que el libro está bien en cuanto a seco y en cuanto a historia,es más la mayoría por no decir el 90 por ciento que leen ese libro son mujeres.
    En cuanto a la película poco que decir Cutre y ya.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Lupita.
    No creo que sea cuestión de edad, sino de gustos.
    Opino que la situación que se recrea en la novela, y a la que tú te refieres, es un poco artificial: cuento de la Cenicienta con visos de actualidad.
    Por supuesto, las opiniones al respecto de la lectura del libro son todas respetables. La literatura erótica tiene muchos seguidores, y Cincuenta sombras dio origen a una nueva corriente dentro de ella.
    Gracias, Lupita por manifestar tu opinión.

    ResponderEliminar
  11. Hola Araña rosa,no he leido el libro de 50 sombras y no se si sera ahora el momento,lo que si se que estoy deseando de leer "Uñas de Gata" y despues ya pensare lo de Grey.Te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Turquesa.
      Muy agradecida por el interés que demuestras por mi novela. Ni te imaginas lo que eso significa para mí.
      Que me digas con esa libertad que me quieres, aquí, en mi casa virtual, me llena de una inmensa alegría.
      Son palabras de cariño sincero pronunciadas muchas veces, pero nunca escritas como ahora. Hablan las almas que han compartido mucho, ¿verdad, mi niña?
      Te deseo dulces sueños.

      Eliminar
  12. Hola araña rosa: Te diré que terminé de leer Grey porque no me gusta dejar un libro a medias, aunque algunas páginas las pases de corrida.
    El Christian es un psicópata, machista, inseguro, a veces recuerda o sueña pasajes de su infancia enfin que la historia es la misma por lo que no tenía ningún interés pues el final ya lo sabía. En resumen no te lo recomiendo, cuando lees un libro quieres llegar al final por intriga y curiosidad pero con éste si has leído los otros ya no tiene ningún interés.
    No creo que la escritora continúe con la saga está todo contado.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Taconcitos.
      Claro, tienes razón, no había caído en ello, en este caso ya conocemos el final, con lo cual se chafa la intriga. Tal vez el tema de los sueños sí sea interesante, pero..., la verdad, no me han quedado muchas ganas de leerlo.
      Sobre la continuación de la saga, te diré que al final todo depende de la demanda. Si se siguen vendiendo libros, pues ya sabemos lo que toca.
      Es el negocio editorial.
      Gracias por responder a mi pregunta.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  13. Buena perspectiva araña. Yo soy de las que opino que si Grey fuera un obrero de pico y pala e hiciese algunas de ésas cosas,estaría denunciado por malos tratos fijo.
    Como bien se estudia en psicología para ser objetivo de debe observar poniéndote en tu lugar... en el lugar del otro... y desde un tercer lugar observando la situación
    Así que dependiendo de la época de tu vida en la que lo leas... como dice jarabe de palo Depende!de según como se mire, todo depende
    buen post. Sigue así ��

    ResponderEliminar
  14. Hola, Luna Lu.
    El personaje de Grey provoca pasión o rechazo, pero a nadie ha dejado indiferente. Tiene cierto poder transgresor.
    Y sí, dependiendo de la época de tu vida en que te encuentres o de tu experiencia personal, la novela sumará o restará puntos. Por otro lado me pregunto: ¿quién no ha simpatizado alguna vez con el malo de la película o del libro que estamos leyendo?
    Me gusta Jarabe de Palo.
    Gracias por aportar este punto de vista tan interesante.

    ResponderEliminar