19 de mayo de 2016

Cuestión de pelos

                                                                           

                                                                             
Tierna conquista
                       


Hoy en día parece una obviedad recordar que a todos nos gusta que nuestra pareja huela bien, sobre todo cuando se acerca a nosotros con determinadas intenciones. En el caso de las mujeres, además, se considera signo de femineidad que tengamos la piel suave: hidratada y depilada. ¿O no?


Pero no nos engañemos, después de reflexionar sobre este asunto, he llegado a la conclusión de que nos cuidamos y depilamos por satisfacción personal, no ajena. Odiamos tener pelos en las axilas y en otras partes del cuerpo. Nunca se debe generalizar, lo sé, sin embargo, en este caso, creo que ganamos por goleada las que nos apuntamos al ¡NO MÁS PELOS!

Tenía la intención de que este fuese un post divertido dedicado a la higiene corporal en el Siglo de Oro, pero mientras me documentaba, se ha colado una noticia que casi consigue que mi mandíbula inferior caiga sobre el teclado del ordenador. Resulta que ya no se lleva ir depiladas ahí.

                                                    
Caricia en la piel





La moda se inmiscuye en nuestras intimidades y nos hace retroceder en el tiempo unas décadas, hasta la España del destape. Tenemos que regresar al punto del que partimos, al pelocho que por entonces lucían las actrices en las películas modernas.

En fin, que después de habernos gastado una pasta para tener un vello púbico en forma de billete de metro, de triángulo equilátero minúsculo, o de fila de hormigas caminando por los bordes de la sonrisa vertical, nos dicen que nanay, que hay que cambiar el estilismo de entrepiernas.

Cuando nos hemos olvidado hasta de las sesiones de recuerdo para exterminar los pelitos más rebeldes, e incluso del olor a chamusquina que ambientaba las cabinas de tratamiento láser, cuando por fin hemos pasado página, van y nos cuentan los entendidos en la materia (no sé quienes serán esos gurús de actualizaciones de partes pudendas) que tenemos que renegar del presente despejado y volver al pasado frondoso.

                                                       
Deslizándose sobre la piel



Dice una amiga mía, que es enfermera, que si hacemos caso a esta ola de regresiones a la abundancia, a las que por cierto se han sumado algunas celebrities influyentes, pueden aumentar los casos de atragantamientos. Ya se sabe, las espinas del pescado, el jamón serrano, los calamares y los pelos (ensortijados o no), cuando se quedan atascados en la garganta pueden dar más de un susto. Tal vez esta sea una buena razón para no sumarse a esta tendencia.

Diréis que estoy divagando, sí, tenéis razón, porque en realidad, si hemos sido constantes, a estas alturas nuestro monte de venus se ha transformado sin remedio en una duna del desierto del Sahara.
Espero, por tanto, que no seáis unas fashion victims y os olvidéis cuanto antes de este post.

Pero si no es así, tranquilos, que tengo la solución: un postizo para el pubis (los hay para ambos sexos).

Sí, sí, habéis leído bien. Y que conste que estos complementos no se han inventado ahora bajo demanda. Ya en los siglos XV y XVI se utilizaban pelucas íntimas para ocultar la falta de vello púbico. 

Por entonces se recurría a la depilación de las partes impúdicas para prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual; era pues una medida higiénica.

Hoy, afortunadamente, no es esa la razón que relanza estos peluquines. Hoy, hablamos de moda.

¿Os imagináis lo divertido que tiene que ser tener un cajoncito discreto en nuestro armario lleno de peluquitas para el chichi?

Dependiendo del día y de las circunstancias, podríamos utilizar la que más se adaptase a nuestras necesidades. Por ejemplo, para ir a trabajar o al ginecólogo optaríamos por un postizo discreto, que no desentonase con nuestro color de pelo (de la cabeza), cejas, pestañas... Por el contrario, si tenemos una cita interesante y queremos lucirnos, podríamos vestir uno más imaginativo, por ejemplo que imite la piel de tigre, o de color rosa (a este me apunto), o como un peluchito muy suaaaaave.

                                                   
Suavemente...


          
En caso de practicar técnicas sexuales de riesgo, y para evitar los atragantamientos que preconiza mi amiga, nos lo quitamos sin más.

Me he pasado de palabras, así que la receta: aceite afrodisíaco queda pendiente para las próximas curiosidades picantes, cuando por fin retome el tema de la higiene corporal durante el Siglo de Oro.                                            


                                                                               
En el paraiso



                     Y tú, ¿Qué prefieres: pelocho o desierto del Sahara?

36 comentarios:

  1. Hola Araña Rosa.Muy bueno casi me meo de la risa menos mal que no he salido corriendo a comprar el postizo jajajaja.Si se impone esta moda me voy a ahorrar mucho dinero y no te digo nada munrodal con todos los chichis que tiene en casa. Tendra que cuidar bien el cortacesped para el chiquito que seguro que en un fututro lo necesitara jajajaja . TE QUIERO ARAÑA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Turquesa.
      Me alegra mucho que te hayas reído con el post. Te imagino corriendo para comprar un postizo y alejarte de las cabinas láser, y ahora la que se troncha soy yo. Lo malo es que cuando llegues te espante el precio del producto. O tal vez seas apañada y puedas confeccionarlo tú misma...
      Pobre munrodal, mejor para él que esta moda perdure.
      Gracias por la entrada.

      Eliminar
  2. Hola Araña Rosa!!
    Qué post tan divertido, la verdad es que el tema puede dar mucho jueguillo.Yo creo que,antes por higiene ahora por moda,en realidad se trata de ABURRIMIENTO.Nos aburrimos de lo de siempre, de vernos siempre igual.Es como cuando vamos a la peluquería, de vez en cuando nos apetece un CAMBIO,vernos diferentes, algo que nos haga salir de la monotonía.Particularmente creo que... no voy a seguir la moda...en este sentido...me quedo con la discrección y elegancia!! Un saludo a todos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, noches Casiopea.
      Sí, creo que va a dar juego y que me lo voy a pasar genial leyéndoos. Todo un lujo para acabar bien el día.
      Comparto tu opinión sobre la teoría del aburrimiento. Tal vez en el fondo estemos condenados a la perpetua insatisfacción, y por eso necesitemos explorar todas las posibilidades: ahora blanco, ahora negro. Lo malo de esto es no seguir el criterio propio y dejarse arrastrar por las imposiciones de otros, hablo de moda,solo por seguir una corriente.
      Me encanta la combinación de discreción y elegancia.
      Muchas gracias por aportar tanto.

      Eliminar
  3. Hola araña. El artículo de hoy es muy divertido.
    Yo prefiero desierto del Sahara,que como dice la enfermera, no quiero morir ahogado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Capricornio.
      Me alegra mucho que te preocupes tanto por tu salud.
      Haces bien en hacer caso al personal sanitario.
      Además, las muertes por ahogamiento son de lo peor.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Hola Araña Rosa:
    Que divertido ya estoy haciendo un güequecito en el cajón del armario, cómo tú dices habrá que tener más de una yo la primera será morada con unas mechitas en verde jajaja.
    Claro que no fué tan divertido las lágrimas que eché, y no sólo por el dolor que produce el láser sino por lo "pelado" que se me quedó el bolsillo.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Taconcitos.
      Te aconsejaría que para empezar te comprases una peluquita un poco más discreta, pero vamos, que no seré yo quien te quite las intenciones.
      Ya ves, pasar dolor físico, moral y material para que ahora nos digan que no vamos a la moda.¡De locos!
      Me alegra mucho que te hayas divertido.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  5. Buenas tardes!!madre mía como está el patio, yo no me puedo imaginar x ejemplo que estés en la piscina ahora que llega el buen tiempo y estén los pelitos x ahí purulando me daría una vergüenza terrible así que lo tengo clarísimo, desierto del sahara pero sin pensar,un saludo araña rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisi y los peluquines flotan pobre socorristas no van a dar a vasto jejeje������

      Eliminar
    2. Riquenjausen ha respondido a Tere, así que yo respondo a los dos.
      Cuando os he leído, me he imaginado el agua lleno de vello púbico flotando como si fuese una capa de insectos ahogados, y al pobre socorrista con la red, de acá para allá, rescatando las "prendas perdidas por los nadadores". Total, ataque de risa.
      Gracias, habéis estado muy creativos.

      Eliminar
  6. highlander oscuro19 de mayo de 2016, 18:12

    Desierto del Sáhara, ni punto de comparación. ¡¡Muy, buen post araña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, highlander oscuro.
      ¡Menudo nombre te gastas!, ¿no?
      Las novelas de highlanders suelen ser eróticas. Así que bienvenido, estás en tu casa.
      Gracias por entrar.

      Eliminar
  7. A por ciento mi mas sentidas felicitaciones por el blog. entraré a menudo que me caído en gracia un saludo
    Riquenjausen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por entrar y decidirte a comentar.
      Me alegra que te haya gustado.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  8. No quiero cargar sobre mi conciencia con una muerte por atragantamiento.
    Me vais a llamar sórdida, pero la escena en la mesa de autopsias, en plan CSI, dictaminando la causa de la muerte...vamos, como que no.
    Gracias por el rato divertido Araña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena noches, Atalaya.
      No se si acabarás siendo responsable de una muerte por atragantamiento, pero puedes estar segura que del dolor de costillas que tengo de reírme, parte de culpa sí tienes.
      Qué sentido del humor más refinado tienes.
      Muchas gracias por la entrada.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  9. Pero desierto, desierto...mmmmmmm tampoco. Dejémoslo con un oasis aunque sea pequeño no???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, señor, no tienes piedad! ¡Me troncho! Vaaale, admitamos la posibilidad de uno pequeñito, cuatro esquejitos para trasplantar.
      Muchas gracias.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  10. Donde esté una pese arregladita, que se quite el bosque de Irati. Además si los pelos son largos, se enredan los de babor con los de estribor, y dificultan el tema.
    Y del pelo en la garganta ni qué decir tiene.
    Yo voto por las sesiones de láser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, munrodal.
      Te respondo con lágrimas en los ojos. Estoy que no he parado de reírme desde que he empezado a leer vuestros comentarios.
      ¡Tú si que sabes! Pareces marinero, solo ha faltado que nos explicases algún nudo complejo.
      Lo del pelo en la garganta..., asusta, la verdad. Mejor ir a lo seguro, sí.
      Gracias por aportar al tema.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  11. Yo prefiero desierto del sahara. Por que:
    ¿quién quiere un chewaka entre las piernas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, de verdad, cuando creo que voy a poder serenarme un poco, aparece Leo con La Guerra de las Galaxias.
      Estáis muy inspirados todos con el tema. Además, como soy muy literal con todo, me imagino a Chewaka asomando la cabeza cuando una se baja las bragas...,¡qué fuerte!
      Bienvenido, Leo.
      Gracias por la aportación.

      Eliminar
  12. Buenos días!
    Como socorrista que soy, y después de haber leído algunos comentarios un tanto graciosos sobre vellos púbicos y peluquines flotando por el agua de las piscinas, pido por favor a los lectores de este blog que no me hagan estar con la red limpiando el agua todo el día!!jajajajaja.
    Muy divertido el post y los comentarios. Nos vemos por la piscina;)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Dama.
      Vaaale, procuraremos no darte trabajo. Y si no, podemos hacer lo que Marilyn Monroe cuando rodó la escena de la rejilla, esa en la que con el aire se le levantaban las faldas. Dicen las malas lenguas que se tuvo que poner dos bragas. ¿Te imaginas el motivo?
      Es bueno lanzarse a la piscina. Muy bueno y saludable..., y más seguro si nadamos con la boca cerrada.
      Un saludo mañanero para ti.
      Gracias por entrar.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  13. Tengo una extensión color rojo guardadita en un cajón del baño, no me puedo imaginar mejor uso para pasar una tarde divertida jajajaja, y ya puestos, me probaré los biquinis del verano

    ResponderEliminar
  14. Buenas noches, Azul.
    Bien, el rojo es el color de la pasión. Seguro que esa tarde que vas a pasar probándote la "extensión", acaba siendo algo más que divertida. Procura, por favor, que los biquinis vayan a juego con la peluquita.
    Muchas gracias por pasarte de nuevo por aquí.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Carmlña enhorabuena. Tienes una mente diabólica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena tardes, amigo Arcón Peregrino.
      Puede que tengas algo de razón y mi mente sea un poco, solo un poco, diabólica. Estoy convencida de que la dicotomía, ángel-demonio, se haya presente en cada persona. Por mi parte, te digo: bienvenida sea.
      Gracias por comentar esta entrada.
      Hasta pronto.

      Eliminar
    2. me gusta el pelocho y si es un gran felpudo mejor que mejor.

      Eliminar
    3. Hola, Adobe.
      Eres el primero que manifiesta esta opinión. Así que ya sabes, estás de suerte, porque se vuelve a llevar pelocho total, o como tú dices: "Un gran felpudo".
      Gracias por ofrecernos tu punto de vista.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Muy bueno!ya me lo dijiste el sábado, pero es mejor aún
    nunca se sabe con las modas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luna Lu.
      Has elegido un nombre muy chic.
      Me alegra mucho que te haya divertido, yo me lo pasé genial escribiéndolo.
      ¡Ah, la moda!, al parecer, en este caso concreto, la mayoría vamos a dejar pasar la tendencia.
      Pasa y ponte cómoda, tienes un lugar reservado.

      Eliminar
  18. Divertida entrada Araña.
    Yo opino que algo discreto(ni mucho ni poco)siempre estará de moda aunque de tarea.

    ResponderEliminar
  19. Gracias, Borjaabraham.
    Te gusta la moderación, como a la mayoría.
    Pero ya habrás leído que, hablando de entrepiernas, hay gustos para todo. Desde la frondosidad hasta la aniquilación total.
    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar