5 de julio de 2016

Condonería Goma 3



                                                                           
El lazo
 

     Divisé el establecimiento enseguida porque la fachada de color rosa atrajo mi atención desde lejos. La Condonería Goma 3 está ubicada en la calle Núnez de Arce, nº13, en el centro de Valladolid. Había quedado con María, la propietaria, a primera hora de la tarde; era jueves y hacía calor.


María, muy puntual, me recibió con una sonrisa franca. Enseguida supe que, a pesar de su juventud, llevaba dieciséis años al frente del negocio. Se le notaba el oficio en la seguridad que manifestaba al hablar. Desde el primer momento, me dejó claro que iba a responder a todas las preguntas que le hiciese y que le concerniesen a ella, pero que nunca, jamás, iba a hablar o contar anécdotas de sus clientes, para ella, sagrados. Aunque no voy a negar que me hubiese gustado escuchar alguna historia, no pude por menos que respetar y aplaudir tal decisión, pues era señal de que la persona que tenía delante era una profesional.

Mientras comenzábamos a conocernos, yo, abrumada, echaba alguna mirada alrededor: tantos artefactos había, que no tenía ojos suficientes para empaparme de lo que estaba viendo.

                                                      
Cuac, cuac.
Desde siempre me había preguntado para qué serviría este patito además de para flotar en la bañera.
                              ¿Tú no?

Quise saber cómo fueron sus comienzos, y qué le dijeron en su círculo más íntimo cuando les informó de que el negocio que iba a abrir estaba relacionado con el sexo.
Brevemente, me explicó que el proyecto contaba inicialmente con tres socios, pero que después las otras dos personas que le acompañaban eligieron caminos distintos.
Familia y amigos entendieron y apoyaron la decisión que había tomado.
A su madre quiso contárselo de otra forma más delicada y la invitó a cenar. Esperó a los postres y entonces, sin más dilación, le expuso la idea. Como María esperaba, la mujer reaccionó bien.

La Condonería Goma 3 desarrolla una faceta que podríamos definir como formativa y de responsabilidad social respecto a la educación sexual. A este establecimiento se acercan personas muy jóvenes, que están teniendo sus primeras experiencias sexuales, en busca de información. Aunque también tiene clientes de edades más maduras con gustos bien definidos. 

Otra oferta interesante es la posibilidad de asistir a las charlas que imparten, tanto a grupos privados como a colectivos. Goma 3, además, colabora de forma desinteresada con instituciones de carácter social.

La curiosidad 
María me informó de que en España la media masculina en el tamaño del pene es ligeramente superior a la europea. 

La mayoría de las personas pensamos que los preservativos tienen suficiente flexibilidad para adaptarse a casi cualquier miembro, pero no es así.

Tarzán
                                                                             


La Condonería Goma 3 se encarga de satisfacer una necesidad real en cuanto a tamaños: grosor y longitud principalmente. Tiene, a disposición del cliente, una gran variedad de modelos para satisfacer cualquier demanda.

                                                                                
Cosas de hombres

Tamaños y misterios



Una de las marcas de preservativos que se puede adquirir en la tienda, publicita siete tamaños diferentes.
«Un preservativo clásico tiene 52 mm. de diámetro, mientras que estos preservativos ofrecen dos modelos más estrechos y ajustables, y cinco más anchos y largos».

Mientras hablábamos, María me contó algo que me sorprendió y agradó a partes iguales: el 70% de sus clientes eran mujeres. Opino que este hecho es un buen indicador de la salud sexual de las españolas: hemos tomado las riendas en lo que atañe a proporcionar placer a nuestro cuerpo. Ya no esperamos a que nos digan cómo o cuándo, sino que decidimos nosotras.

Junto a los probadores hay unas perchas con prendas y disfraces. Destaco la variedad de corsés porque es una pieza que me parece muy erótica y favorecedora; una buena aliada para nuestra femineidad.

                                                     
Encajes



En el probador, con espejos que duplican lo que reflejan, se encienden aún más los colores lustrosos y brillantes de las telas. Rojos, plateados, raso, encaje..., enardecen la imaginación al proyectarse en ese espacio pequeño, y la incitan a escribir cuentos prohibidos.

Cada día, María se informa de las novedades que van apareciendo en el mercado de la erótica.

Para cuando estás solo.
Masturbador diseñado para simular la sensación de sexo oral.
                                                   
Uno de los artículos más demandado por su clientela es el vibrador. Cuenta con una gran variedad, algunos sorprenden por el diseño moderno y glamuroso, muy alejados de la imagen tradicional del pene masculino perfectamente reproducido, aunque estos tampoco faltan. Cuando los tomo entre mis manos, me parecen hasta decorativos... Otros muestran entrañas complejas, mecanismos que recuerdan a los entresijos de los relojes cuando se dejan a la vista para complacer una curiosidad humana. Me llama la atención uno que está articulado a unos centímetros de la punta. Cuando se pone en marcha, el apéndice final rota. Su uso está indicado para estimular las paredes vaginales.

Otros vibradores, con formas anatómicas diversas para adaptarse a la compleja orografía humana, prometen llegar al punto «G» en la mujer y al «P» en el hombre.
María explicó, sirviéndose de un lenguaje sencillo, dónde se encontraban ubicadas estas zonas sensitivas.
«El punto G en la mujer no tiene nada que ver con el clítoris. Mientras que este último se encuentra situado externamente, el punto G se halla dentro de la vagina, a unos cuantos centímetros de la entrada (el lugar exacto puede variar de una mujer a otra), por detrás del hueso del pubis
El punto P (que nada tiene que ver con la "P" de pene) en el hombre se localiza en la próstata, y puede ser estimulado acariciando el perineo o bien directamente, introduciendo un dedo o bien un dildo en el ano». 

                                                                           
Placer con glamour

Me fascinaron los vibradores con mando que permite controlar su funcionamiento a distancia. Bragas, tangas, anillos para el pene, huevos vibradores..., en el mercado existe una amplia gama de productos eróticos electrónicos a disposición y capricho del cliente. Podrán mediar kilómetros entre los amantes, pero con una orden ejecutada desde un teléfono móvil, por ejemplo, el aparato en cuestión se pondrá en marcha para dar placer a la pareja.
Opino que tiene su encanto no saber cuándo el otro va a accionar el ON del cacharrito que llevan las bragas incorporado en algún lugar estratégico cercano a la entrepierna.
Claro está, mejor no estar en una reunión de trabajo..., y de darse el caso, espero que el motor sea silencioso.

Me encantaron las velas para masaje. De baja combustión, alcanzan una temperatura que no supera los cuarenta grados. Las fragancias, todas deliciosas, contienen las denominadas feromonas vegetales para estimular la libido.

El imperio de los sentidos
                                                                               
                                                                       
Tampoco falta en la tienda una selección de literatura erótica. Al stock habitual se suman otros muchos títulos que pueden ser adquiridos por encargo.

Entre risas y cháchara chispeante, transcurrió la tarde sin que me diese cuenta. María no se cansaba de dar explicaciones. Supe que le gustaba su trabajo y vender un producto que conocía muy bien.

                                                    
Comehombres
Masturbador: Comehombres



Con una discreta bolsa sin ningún logotipo, salí después de haber caído en la tentación de adquirir algunos de los productos que había conocido.

Sin duda, volveré a pasarme por la Condonería Goma 3.

Mi agradecimiento a María, por su dedicación y paciencia infinita. 

                                                     



16 comentarios:

  1. Buenos días o tardes depende de si habéis comido ya...tiene muy buena pinta está tienda habrá que pasarse algún día que seguro que va a ser muy entretenido y voy a descubrir cosas interesantes un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola, Tere.
    Sí, seguro que sí. Te divertirás mucho y te sorprenderás del poder de la imaginación humana. Y seguro que algo compras. ¡No vas a poder resistirte!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Nunca visite uno de estos lugares y me pica la curiosidad.Seguro que sera gracioso imaginar la utilidad de alguno de esos cachivaches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ni te lo pienses, ve! Necesitarás una gran dosis de imaginación en algunos casos, pero seguro que acabas picando. ¡Entrarás en el País de las Maravillas!
      Gracias por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Buenas tardes en la variedad esta la diversión
    Un post divertido un saludo arañita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Set.
      Eso es, hay que experimentar. Empezar por conocer la gran variedad de juguetitos que puedes encontrar en una tienda erótica es una buena idea... Adelante, te animo a que vayas.
      Gracias por comentar.
      Te deseo un buen fin de semana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ja ja ja....te ha pasado lo que una vez a mí cuando entré en una tiendecita de estas...no sabía si algunos "detallitos... o mejor dicho detallazos" eran objetos decorativos o realmente eran complementos sexuales.Recuerdo que le dije al dueño que me gustaban unos sinuosos candelabros plateados que tenían en una repisa y muy serio me contestó:《 No son candelabros, son masturbadores anales 》....《¡Qué inocente!- pensé.¡¡ Casiopea ESPABILA!!!》
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Casiopea.
      ¡Menuda anécdota la tuya! Y encima plateados, vamos, como si fuesen tenedores... Para que veamos lo que inspira el erotismo.
      Mi experiencia fue estupenda. Espero volver de visita, pues creo que aún tengo mucho que ver en Goma 3.
      Gracias por contar la experiencia; me he reído un rato imaginándome la situación.
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  6. Un post muy interesante y entretenido. Lo que me ha parecido curioso es que los españoles tengan una media superior en el tamaño del pene a los europeos,nunca nos acostaremos sin saber una cosa más,jajaja.
    Si algún día me dejo caer por Valladolid,habrá que ir a hacer una visita a tu amiga María ya que gracias a ella he aprendido algunas cosillas que no sabía.
    Dulces y eróticos sueños familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Dama.
      Sí, ya ves, ¡olé nuestros chicos! Yo tampoco lo sabía. Creo que abrí los ojos como platos cuando María me lo contó.
      Me gustan esos deseos de dulces y eróticos sueños..., es una manera preciosa de dar buenas noches.
      Gracias, Dama.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Menuda experiencia la de visitar un sexshop, no se me olvidará nunca la primera vez que fui a uno. Araña podrías incluir un sección sobre juguetes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Leo.
      Sí, visitar un establecimiento dedicado a la erótica es toda una experiencia, sobre todo si vas bien acompañado...
      Juguetitos, ¿eh? Se podría hacer, hay artefactos chulísimos. Total, una visita a María siempre apetece.
      Gracias, Leo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me parece un artículo muy interesante. Hace mucho que no me paso por una de estas tiendas. Tendré que pasarme a ver el vibrador que tiene el mecanismo a la vista y que tiene la punta que se mueve.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Capricornio.
      Esa pieza que mencionas es muy original. Como humanos que somos nos gusta ver cómo funcionan los mecanismos por dentro; qué los pone en marcha. En este caso sacia esa curiosidad. Tienes el plus del extremo articulado que rota sobre su eje, para hacer cosquillitas por dentro, vamos.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Me alegro de que fueras a goma 3 Y que, y que conocieras a María cómo te recomendé.Sus reuniones de tuppersex Son divertidísimas instructivas. Deberíamos organizar una...
    Además hay que añadir que María En su tienda deja entrar a perros. Eso dice mucho de ella.
    Luna lu

    ResponderEliminar
  10. Buenos días, Luna Lu.
    Fue una experiencia muy grata que pienso repetir en breve para recoger unos libros que tengo encargados.
    Claro que merece una mención especial el hecho de que permita la entrada a los perros; te agradezco mucho que hayas hecho esta observación.
    Feliz domingo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar