26 de julio de 2016

Sexreflexiones: Lenguaje propio


                                                     
Al desnudo.
Los posavasos 


Tener un blog de erótica tiene muchas ventajas, sirva de ejemplo el que una amiga me regale estos posavasos tan divinos, que me encantan y de los que presumo cada vez que tengo ocasión.



Cuando me decidí a abrir un blog de temática romántica y erótica, más bien de esto último, contemplé asombrada como la gente se reposicionaba a mi alrededor. Me explico: he observado que las personas mantenemos una actitud comedida o de precaución a la hora de manifestar ciertas opiniones sobre temas "comprometidos" o que puedan herir la sensibilidad de algunos oídos. Pongamos ejemplos: política, fútbol, sexo, podría haber muchos más, pero a mí solo me interesa el último motivo: el referente a la sexualidad, porque es agradable, universal y depende únicamente de uno mismo.

A la mayoría de las personas nos han inculcado la convicción de que la sexualidad de cada cual debe mantenerse en la más absoluta intimidad: son cosas de alcoba, con la luz apagada y a puerta cerrada... Sin embargo, so pena que alguien halla decidido hacer voto de castidad (opción que respeto), ¡aaah, todos practicamos el sexo, y menos mal, porque si no, como especie, íbamos a tener un problema muy serio.

La opción de mantener este arte (no vuelvas hacia atrás que has leído perfectamente, repito: ARTE) en la intimidad, es una alternativa tan válida como hacer todo lo contrario. Eso sí, hay que procurar no echar el humo encima a otros, ni en un sentido, ni en otro. 


El arte de la insinuación
Sin embargo, aunque sabemos muy bien la teoría, otra cosa es la práctica, me refiero a los tabús que aún persisten en nuestra sociedad. Para evitar juicios sumarísimos, mantenemos la actividad en secreto: no se mienta, no existe, que nadie se entere de que yo..., no vayan a pensar que soy una viciosa o algo peor...
En calificativo en femenino, porque aún se sigue admitiendo que lo que en le hombre es natural, en la mujer, perversión. 

También me he fijado en que se toleran mejor las practicas sexuales consideradas "normales", o sea el coito, que las que se alejan del acto llevado a cabo con finalidad reproductora. La razón para lo primero debe basarse en que la continuidad de la especie no se sustenta en la llegada de la cigüeña, sino que para ello ha de haber mediado una cópula, así que no nos queda otra que reconocer "nuestros orígenes" en tal práctica.

Me pregunto porque nos ocurre esto. Comer, comemos todos, y nos encanta hablar de manjares, de dietas, intercambiar recetas de cocina. ¿Por qué no charlar con naturalidad de lo que nos funciona en la cama? Tal vez con cuatro consejillos pudiésemos ayudarnos a ser mejores amantes, igual que nos ayudamos a ser mejores cocineros, ¿no? Sería algo así como:
"Mira, si colocas lo pies en el cabecero de la cama y además haces el puente..." 
Por supuesto, estoy bromeando, pero no me negaréis que tendríamos unas risas garantizadas y posiblemente, en este caso concreto, haríamos unos buenos estiramientos y aumentaríamos nuestra flexibilidad... mental.

Para los seres humanos, la conducta sexual no va necesariamente ligada a la reproducción, como en el caso de los animales. El sexo tiene por sí mismo un gran valor.

                                                     
El lecho


Un poco de teoría:
"La motivación sexual humana está mediatizada en gran parte por valores y hábitos aprendidos, así como por preferencias adquiridas por experiencias individuales concretas."
"La sexualidad de una persona se manifiesta por tres caminos: sabemos que está implicada en los procesos de la reproducción, la sexualidad también tiene que ver con las diferentes formas de sentir y provocar placer y, finalmente, es necesario destacar cómo la sexualidad determina la manera de comunicarnos y relacionarnos con otras personas."
Recordemos que la forma de considerar la sexualidad es dependiente del momento histórico en el que nos encontremos, de la cultura, de los valores sociales (que no dejan de ser pautas humanas), religión... Sabemos que, incluso en la actualidad, el criterio puede variar mucho de unas zonas geográficas a otras. El recorrido oscila entre la permisividad y la represión sexual más dura.

Las conclusiones que saco al aunar la opinión propia con las palabras de los expertos, son las siguientes:
  • La elección personal sobre el enfoque que queramos dar a la sexualidad es un derecho.
  • No debemos juzgar actitudes diferentes a las que nosotros hayamos aprendido y puesto en práctica haciendo uso de nuestra libertad. 
  • Una sexualidad positiva es necesaria para la salud y el bienestar de las personas. 
  • El respeto forma parte de una correcta actitud sexual.
  • El sexo tiene un lenguaje propio. Cuidemos esa vía de comunicación. 
Para complementar la teoría de este último punto: El sexo tiene un lenguaje propio, me remito de nuevo a mi experiencia. Desde que "he salido del armario", mostrando abiertamente que disfruto... escribiendo en un blog de erótica, son muchas las personas que se han acercado a mi en confianza, porque han percibido que estamos en sintonía, hablamos el mismo idioma, compartimos un secreto, podemos entendernos, respetarnos, ser amigos, confidentes..., sin juicios ni prejuicios. Todo esto resulta muy gratificante; al escuchar a los demás aprendo cada día a ser mejor persona. El efecto se incrementa a medida que la gente que me rodea me regala sus opiniones, muchas veces distintas a las mías, pero igual de válidas. La sensación de agradecimiento que queda después de una buena charla aporta una gran satisfacción.
Las personas desinhibidas son muy divertidas y tolerantes. No cambiaría la experiencia que estoy viviendo por nada.

Cada cual tenemos una historia que nos acompaña y que desearíamos contar, pero antes de hacerlo necesitamos saber si los oídos que nos van a escuchar son los apropiados.

Y volviendo a mis posavasos, que sin duda transmiten buenas vibraciones, decir que, estos seis círculos de cerámica primorosamente decorados con escenas sexuales, han sido  los protagonistas en charlas con familia y amigos, y artífices de muchas risas.

                                                                               


Bibliografía:
Sexualidad Positiva (Fundación UNED)
Manual de Psicología de la Motivación (UNED)


19 comentarios:

  1. Muy interesantes esos posavasos, creo que la misión de este verano es instalar un columpio en el jardín, porque en el parque la cosa está....
    La sexualidad es inherente a las personas, es decir es esencial y permanente, está fuertemente unida a cada uno de nosotros , a veces es solo cuestión de recuperar el placer, de satisfacer los deseos, y eso por lo que parece es el objetivo de esos posavasos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Azul.
      Veo que te han gustado mis posavasos; no me extraña, porque levantan pasiones...
      La sexualidad se refleja en el arte, es en sí misma un arte. Estos posavasos están inspirados en ese arte antiguo que ya captaba prácticas que, en muchas ocasiones, se admitían con naturalidad.
      El objetivo de los posavasos, completamente de acuerdo contigo.
      Lo malo, o lo bueno, no sé, es que nunca cumplen su función, o sea, nadie coloca encima el vaso, taza o botellín, nadie quiere tapar aquello que regala la vista y la imaginación.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buenas tardes. Me parece correcto que cada uno exprese sus ideas con respecto al sexo. Es algo que gusta a todo el mundo aunque haya gente que no le guste hablar de ello.
    Estoy contigo Araña. Los posavasos me han parecido muy elegantes, muy apropiados para ti.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Capricornio.
      Efectivamente, el sexo se cuela hasta en la publicidad de cualquier bien de consumo sin que esté expresamente relacionado con el tema. Es un motivo primario, junto al hambre, la sed, el sueño..., fíjate lo importante que es. No podemos dejar de comer, ni de dormir, ni de hidratarnos, ni de..., ya sabes, la supervivencia de la especie está en jaque.
      Los posavasos son ideales..., para mí, y para todos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Creo que a todos nos encantan tus posavasos,¡son geniales!
    Respecto al sexo,pienso que mucha gente lo tiene como algo tabú y le cuesta hablar de ello abiertamente.
    Personalmente,a mi es un tema que me gusta bastante y me divierte,y si además aprendo algo nuevo,bienvenido sea.
    Seguro que si todos habláramos de sexo y no de otros temas envenenados en los que se critica o enjuicia,seríamos un poco mas felices. Buen post araña.
    Buenas noches a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Dama.
      Muy de acuerdo con la reflexión que haces. Hablar de sexo es muy estimulante, divertido, abre la veda de la confianza..., ¿qué voy a decir yo, que solo veo ventajas? Muy al contrario de lo que nos han inculcado (a algunos), hablar de sexo no está reñido con la buena educación, eso sí, siempre tiene que haber consenso, lo de echar los humos de un lado para otro, que decía en el post, hay que evitarlo.
      Opino que, al respecto, el equilibrio está en la naturalidad. ¿Y qué más natural que hablar de sexualidad?
      Me alegra que te gusten mis posavasos.
      Gracias por comentar.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Buenas tardes araña!!!!esty de acuerdo con todos los que han escrito si la gente se dedicase más a hacer el amor y no la guerra seguro que era muchísimo más feliz y disfrutaría más de la vida,hasta luego un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Tere.
      Hacer el amor en vez de andar guerreando, me parece una fantástica idea. Espíritu positivo para afrontar la vida y sus acontecimientos.
      Gracias por el comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Buenas tarde arañita siento la deserción que e tenido este par de semanas mucho lío
    Bueno el sexso tiene que ser divertido consentido y variado por que en la variedad esta la diversión si no la monotonía cansa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Set.
      Puedes ponerte al día en cualquier momento. Sabemos que en verano todos andamos un poco dispersos. Preferimos disfrutar del aire libre, del agua, de noches largas y veladas intensas...
      Gracias por entrar de nuevo en la Araña.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡¡YO QUIERO ESOS POSAVASOS!!! ...¡¡ Los voy a buscar!!....en Amazon por ejemplo que tiene de todo y encima tengo " premium"...jjjj
    Estoy completamente de acuerdo con el post.El sexo es algo natural, una necesidad fisiologica, como deberia ser el sentido del humor , en mi opinión.Creo que efectivamenete es algo natural, pero también me parece necesario respetar esa parcelita llamada intimidad; estoy de acuerdo con Dama que hablando sin tabús se aprende y se descubren siempre cosas nuevas.Buena entrada Araña!!

    ResponderEliminar
  7. Hola, Casiopea.
    Jajaja! No me extraña que los quieras, son un buen complemento para hogar..., te lo aseguro. Quedan chulísimos dispersos por la mesa (aunque nadie los use como lo que son). Además, los comentarios que provocan me sirven de inspiración para escribir en el blog.
    La palabra respeto me suena siempre a música celestial!!!
    Estoy de acuerdo con vosotras: los tabús son mordazas para el aprendizaje.
    Gracias por pasarte por la Araña.
    Feliz fin de semana. Bss.

    ResponderEliminar
  8. Me parece a mí, que todos nos hemos encaprichado todos de tus posavasos. Donde les ha conseguido tu compañera? Les hay con más posturas?. Muy buen post araña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Leo.
      Efectivamente, mis posavasos gustan a todo el mundo. No sé dónde los habrá comprado; es un regalo.
      Vaya, vaya, queremos más posturas... Deduzco que te han parecido didácticos, jjjj.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  9. Calurosos saludos. Rotundamente, los posavasos un éxito total.
    En cuanto a los comentarios que haceis sobre la sexualidad, totalmente de acuerdo que es inherente a las personas. Cuando Casiopea hablaba de la naturalidad en el sexo como en el sentido del humor me he acordado de un comentario que he escuchado esta madrugada, en uno de esos programas interesantisimos que solo escuchamos a esas horas los que trabajan de noche y los insomnes entre los que me incluyo.
    Hablaba de la sexualidad como un "sentido". Oido, gusto, vista, tacto, olfato y sexualidad.
    El contexto de esta frase no estaba en un tema precisamente agradable, una cirujana dedicaba parte de su tiempo para hacer operaciones gratuitamente reconstruyendo clítoris a mujeres que habían sufrido mutilación genital, y hablaba de como había cambiado su vida en el momento en que habian descubierto que podían sentir, conocer sensaciones y placeres y no por ello tenian que ser marginadas ni castigadas.
    Decia que habia podido notar como algunas de ellas se esprendian de un sufrimiento interno, como una liberación.
    Cada uno puede vivir su sexualidad a su manera, o no vivirla si así lo eliges, pero que duro tiene que ser que te la repriman y te hagan sentir culpable y sucia por "sentir".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Atalaya.
      No había contemplado la sexualidad como otro sentido más, pero me gusta la idea. La voy a adoptar (a la idea).
      La dedicación de esa mujer, ayudando a otras que han sufrido, uf!..., es digna de los más altos elogios, y como mujer, además, me siento orgullosa y agradecida por haber tenido noticia de que una persona esta haciendo esta labor.
      Y ya no hablemos del resultado..., creo que, con tus palabras, sobran comentarios.
      Muchas gracias por esta entrada tan especial. Es de las que hacen que el día se ilumine.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Comparto tus conclusiones. Cada uno debe vivir su sexualidad como quiera. Te podrá gustar más o menos, lo podrás compartir o no, pero no debes juzgarlo.
    Por cierto, a mí también me encantan los posavasos, jajaja.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola, Mary Asexora!
    Bienvenida a la Araña.
    Estos posavasos conquistan a todo el que los pone la vista encima, te lo aseguro.
    Hablamos de libertad, nada más y nada menos; por otro lado, el respeto hacia las personas que optan por una sexualidad diferente a la nuestra, nos ayuda a vivir más armónicamente, y por lo tanto a ser más felices.
    Te agradezco mucho que me hayas leído.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar