4 de octubre de 2016

Leyendo romántica: Un vestido a mi medida


Vestido Glam

Para comentar en el blog, suelo leer libros que me han recomendado, sin embargo, en esta ocasión, la iniciativa de leer Un vestido a mi medida ha sido mía.


Me dejé llevar porque me encantó la cubierta y me intrigó el título; soy así de caprichosa. Claro, que también soy humana, y a través de las redes comprobé que a la autora le gustan los pájaros y que tiene un gran sentido del humor, así que, una vez más, hice caso de mi intuición y compré el libro. No me preguntéis qué tienen que ver los canarios con la cubierta de esta novela porque ni yo misma lo sé, pero deduje que la autora tenía que ser una persona sensible, dueña de un sentido del humor con burbujitas doradas y que, por lo tanto, su obra no me iba a defraudar.

Ficha bibliográfica
Título: Un vestido a mi medida
Autora: Raquel G. Estruh
Nº de Páginas: 278
Editor: Ediciones Versátil 

Sobre la autora
Raquel G. Estruch (Benidorm, 1973) es licenciada en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona y licenciada en Humanidades por la UOC. Cuenta con más de veinte años de experiencia profesional en el sector de la Comunicación.
Ha trabajado como redactora jefa de prensa, radio y televisión, y como creativa en varias agencias publicitarias y en el sector editorial.
Es autora de la exitosa trilogía Bésame.
En la actualidad reside en Barcelona y trabaja en su próxima novela. 
Sinopsis 
Paula, Arnau e Iris forman un trío inseparable desde la universidad. Los gemelos siempre han apoyado a Iris en todos los momentos de su vida, especialmente cuando su madre, Carmen Roig, la famosísima diseñadora de moda, la aparta de su vida negándole el afecto que ella tanto necesitaba.
Aunque Iris ha aprendido a vivir sin el cariño de su poderosa y arisca madre, un diagnóstico demoledor alterará drásticamente su relación. Y justo en ese momento, en el que Iris parece vivir los momentos más bajos de su vida, Arnau empezará a sentir algo más por ella; algo de lo que Iris no quiere ni oír hablar.
Madre e hija emprenderán un inesperado viaje por la Toscana en el que descubrirán que las cosas no son siempre lo que parecen, que grandes mentiras pueden ocultarse bajo muchas capas de maquillaje y de ropa de marca y que tienen mucho más en común de lo que ninguna de las dos quiere admitir.

                                                     


 Glamour, ternura, amor, pasión y sensaciones inolvidables te esperan en la novela de Raquel G. Estruch.

Trama
Se desarrolla de forma lineal durante el año 2015, en Barcelona al principio, y en distintas poblaciones de la Toscana después, para terminar de nuevo en Barcelona. Solo se producen dos saltos temporales que no obedecen a flashback: La acción que se narra en el prólogo, que transcurre durante el año 2007, y en las últimas páginas, donde se cuenta lo que ocurre dos años después.
La autora dedica los primeros capítulos de la novela a la presentación de los personajes y de los conflictos; lo hace de forma eficaz y consigue atrapar al lector.
La trama principal cuenta la historia de una hija y una madre (Iris y Carmen, respectivamente). Dos subtramas secundarias complementan a la anterior : las historias de amor de las dos mujeres.  

Tema
Después de pensarlo mucho, creo que es el amor. El amor filial, el maternal, el pasional, incluso el desinteresado de la amistad, ese es el sentimiento que respira la novela.
Podría añadir que también hay una buena dosis de perdón y generosidad. Y muchos valores que engrandecen las relaciones familiares y de amistad.

Voy a arriesgar con tres frases que resuman la enseñanza que yo he encontrado: 
La familia y amigos verdaderos siempre están cuando se los necesita. 
En los momentos difíciles, las diferencias de opinión se olvidan para enfrentar los problemas. 
Hace falta una hecatombe para saber quiénes somos en realidad.

Narrador y personajes
Me parece interesante y oportuna la decisión de la autora. Para la protagonista principal, Iris, ha elegido un narrador en primera persona. La voz resulta cercana y creíble. Como lectora, he empatizado enseguida con este personaje.

Para Carmen, la madre de Iris, ha utilizado un narrador en tercera persona. Dadas las circunstancias de este personaje (que no voy a revelar por motivos obvios), ha sido una decisión inteligente. Me ha encantado la forma en que han sido tratados los capítulos que hacen referencia a esta mujer. Transmiten una gran humanidad en la autora. Sin dramatismos innecesarios, y con gran naturalidad, ha sido capaz de plasmar el mundo interior de Carmen. 

Respecto a Arnau, me surge una duda. Al principio de la obra me ha parecido que iba a contarnos su propia versión de los hechos interviniendo más en la novela, con lo cual ha cobrado un gran protagonismo y despertado expectativas de que iba a ser un personaje mucho más relevante de lo que después resulta. En mi opinión, hubiese sido mejor "no dejarle hablar", y que hubiese recibido un tratamiento como el de su hermana Paula. Aunque tal vez haya sido una estrategia de la autora, que quisiera hacernos sentir esa cercanía y que nos enamorásemos un poco de Arnau, para después, al igual que le ocurre a la protagonista y según reza en la sinopsis: no quisiéramos ni oír hablar de él y tuviésemos que esforzarnos en olvidarle.

Paula es la amiga que todos quisiéramos tener. Me ha gustado mucho cómo la autora retrata la personalidad de esta mujer.

Enzo me ha parecido encantador, el ideal del hombre en muchos aspectos que no pienso revelar, pues considero que es mucho mejor que el lector descubra esos matices por su cuenta.

Ambientación 
El lujo y la sofisticación se perciben alrededor de Carmen Roig a través de los detalles muy bien escogidos, que acercan al lector a un mundo complejo, selectivo y, quizás, algo decadente. 
He disfrutado mucho con la descripción de los vestidos de alta costura y los distintos estilismos que han aparecido a lo largo de la novela.

                                                     
Alta costura
Fuente: Pixabay
La ciudad de Barcelona resulta reconocible, pero es a partir del momento en que madre e hija viajan a la Toscana, cuando más he gozado de la lectura.

La autora se ha servido de los sentidos para trasladarnos allí, incluso ha echado mano de la gastronomía.
La luz, el color, los olores, sonidos y sabores de la tierra, se nos muestran desbordantes, opulentos.

                                                    
Piedras sabias


Escenas
Opino que la autora hace un buen uso de las escenas, que alterna con pasajes narrativos y descriptivos muy bien escritos. Introduce, en el desarrollo lineal de la acción, algún flashback que sirve para completar la información, precisa y bien dosificada, con el fin de ir armando la historia y enlazando unos sucesos con otros.

Me gustan especialmente las escenas entre madre e hija. Dos caracteres que chocan frecuentemente, dos mentalidades diferentes. Ambas perciben los lazos familiares como una carga que hay que sobrellevar...

Algunas escenas de tensión sexual han conseguido tenerme pendiente de su resolución. 

El final de libro es..., mejor compruébalo personalmente.

Opinión
Aunque ya la he dejado entrever a lo largo de este análisis sencillo y subjetivo de la obra, me gustaría añadir que he disfrutado de la lectura, y que algunos capítulos me han conmovido profundamente.
La transformación en las dos mujeres protagonistas es evidente; me satisface plenamente cómo se va fraguando a lo largo de la novela.
Así mismo, creo que la intención de la autora, además de las naturales de todo escritor, ha sido enviar un mensaje, entre líneas, al lector. Posiblemente, cada cual extraiga una conclusión diferente. Aquí dejo la mía:
Pensamos que tenemos todo el tiempo de mundo para poner en orden nuestra vida, y actuamos sin prisa; sin embargo, puede ocurrir que un acontecimiento ponga todo patas arriba y nos toque correr para solucionar lo que no puede quedar pendiente. 

Si quieres, puedes comprar el libro pinchando sobre la imagen siguiente.
                                                                         

7 comentarios:

  1. Buenas noches araña!
    A medida que iba leyendo cada parte que describes sobre este libro,me ha ido despertando curiosidad,personalmente no lo he leído,pero me encanta la reflexión que haces al final,pienso que todo el mundo debería pararse a pensar en sí es necesario llegar al extremo de que nos suceda algo,en la mayoría de los casos malo,para darnos cuenta de que tenemos que solucionar asuntos pendientes.

    En cuanto a la relación de Iris con su madre,me intriga como va a terminar,aunque tengan el carácter similar y choquen,al fin y al cabo son eso,madre e hija,asiq espero leer que han estrechado lazos sea por el motivo que sea.
    Gracias por las recomendaciones que nos haces,este año voy a tener que leer mucho para ponerme al día y comentar al respecto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Dama!
      Así es, muchas veces hace falta un cataclismo para que nos decidamos solucionar esos asuntos pendientes. Y eso es lo que les ocurre a Iris y Carmen que, a pesar de ser madre e hija, mantienen una relación de lo más complicada que te puedas imaginar.
      Cuando leo un libro, me gusta ver cómo los personajes van cambiando de principio a fin. Y en esta novela se produce esa evolución, sobre todo en ellas dos, pero no ocurre de la noche a la mañana, sino que el cambio se va fraguando poco a poco, con esfuerzo, dudas, cabreos monumentales..., la vida misma.
      Yo me he quedado prendada de Carmen Roig, la gran diseñadora, mujer fuerte, bella, que ha sufrido, dura en apariencia...
      Lo he pasado bien leyendo este libro, que además trata un tema que afecta directamente a Carmen con una sensibilidad que conmueve. No digo más (¡y mira que me quedo con las ganas!), no quiero hacer spoiler.
      Gracias por el comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buenas noches!!!!esty descuerdo con dama sobre la reflexión que haces al final, desgraciadamente hay veces que es muy tarde para cambiar las cosas que x el motivo que sea(orgullo,rabia,frustración...)no lo haces.Os voy a contar una cosa que para mi fue muy dura al enterarme, ayer me dijeron que una persona a la que yo tenía mucho aprecio falleció,el no sabía que tenía pero en menos de un mes un cáncer se lo ha llevado,seguramente a dejado muchas cosas en el camino ya que era una persona joven con mucha vida x delante.Con esto quiero decir que hay que centrarse en ser feliz y no odiar y menos a una madre ojalá y en este libro así sea y el que lo lea vea como hay cosas que se pueden cambiar y evitar,un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Tere.
      Siento esa pérdida que refieres.
      Es cierto, aparcamos asuntos pensando que tenemos todo el tiempo del mundo, y muchas veces no es así. Creemos que vamos a tener una vida larga, lo demos por supuesto, y sin embargo no es así... Lo único seguro es el presente, el ahora, el siguiente latido es una incógnita hasta que se produce...
      Lo que dices es importante, buena gana de gastar la vida odiando cuando se puede ser mucho más feliz amando.
      Gracias por esta muestra de confianza.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Buenas tardes a todos.
    Estoy de acuerdo con todo lo que decís, ¿pero hay sexo en la novela? Hablas algo sobre el tema, pero no aclaras mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Capricornio.
      Respondo a tu pregunta: Un vestido a mi medida no es una novela erótica, aunque si mantiene, en una de sus tramas, una buena tensión sexual. Recuerdo en concreto una escena de sexo más explícita, bien tratada por la autora, que puede que se ajustase a lo que tú buscas. Pero la historia no se centra en las relaciones de pareja, aunque no las olvida.
      Espero haber resuelto tu duda.
      Gracias por el comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me apuntaré esa lectura !!Eso es lo bueno de los libros o de las películas, cuando cada uno extrae una conclusión distinta, un sentido diferente, o un mensaje o una moraleja parecidas...en definitiva que nos mueva a la reflexión...Lo dicho, me la apuntaré!! Besos

    ResponderEliminar