11 de abril de 2017

Robocop en tu cama

                                                                         
Carne y acero
Fuente: Pixabay
                                                                             
¿Has escuchado o leído algo sobre robots sexuales

Cada cierto tiempo salta alguna noticia referente a estos artículos tan polémicos: los robots creados para satisfacer las necesidades sexuales de las personas.

Como ocurre con todas las novedades que atañen al aspecto humano de la sexualidad, se han producido opiniones dispares. Detractores y defensores de este tipo de androides enfrentan sus ideas, mediante una dialéctica bien argumentada, sobre si es conveniente o no su lanzamiento para uso sexual, pero la realidad es que todos sabemos que cuando se empiezan a conocer datos sobre "posibilidades de fabricación", es porque los objetos ya están circulando por ahí, comprados por los caprichosos, o curiosos, que puedan pagar el antojo.

En un artículo publicado en El Mundo el pasado mes de febrero: Hablemos de sexo (con robots), se informa de que durante el mes de diciembre tuvo lugar, en la Universidad Goldsmiths de Londres, la segunda conferencia internacional: Love and sex with robots, donde se intentaron aclarar algunos aspectos preocupantes sobre el uso de estos artefactos.


Mirada caliente
                                                   
Se dijo, por ejemplo, que los robots sexuales no serían una amenaza para el ejercicio de la prostitución, sino que se contempló el hecho como posible acelerador del cese de la explotación sexual.

Otro de los argumentos expuestos fue que su utilización podría servir para paliar la soledad de las personas que no tienen acceso a mantener relaciones sexuales normalizadas por razones sociales, de aislamiento, minusvalías, etc.

Como abanderada del no, la profesora Katheen Richardson (Centro para la Informática y la Responsabilidad Social de la Universidad de Montfort) se posiciona en contra de la creación de robots sexuales. Considera que su uso fomentaría el aislamiento social y la falta de empatía entre las personas. Además de mencionar el aspecto ético aplicado a la fabricación de robots sexuales para satisfacer preferencias que no son aceptables: en el artículo se menciona la creación de robots infantiles.
                                                       
Compenetración

Como mujer me molesta que el prototipo se llame Roxxxi, por si no lo habéis notado, se escribe con tres X. El androide tiene nombre de mujer, lo cual me lleva a la conclusión de que de nuevo quedamos convertidas en un mero objeto sexual rentable. En el artículo que antes he mencionado se informa de que un 40% de hombres querrían utilizar estos artefactos. Me gustaría saber cuántas mujeres estarían dispuestas a acostarse con un tal Joxxxe, por ejemplo. Parece que los fabricantes solo piensen en el sexo masculino cuando fabrican estos androides.

Como siempre que surge un tema curioso como este, suelo remitirme a mi círculo de personas cercanas para encuestarlas y saber qué opinan al respecto. Nunca me defraudan, la verdad.

Los que se han tomado el tema más en serio (casi todas mujeres), manifiestan su preocupación por el aislamiento social que esto podría provocar a la larga. Sustituiríamos a las personas por robots que nunca nos llevarían la contraria, ni nos causarían el más mínimo "problema"... ¿O sí?

Para responder a esta última pregunta, uno de mis amigos comenta que nunca metería su "Capitán Trueno" en ningún agujero que no fuese humano.
"Por si acaso el robot aprieta las paredes de la vagina, que estarán hechas de acero, y el Capitán acaba falleciendo asfixiado..., y ya, lo de meterla en la boca, mucho menos, por lo de los dientes..., que vete a saber de qué estarán hechos... Una mordida y el Capitán Trueno puede acabar siendo solo Capi; decapitado, caput, cést fini, RIP..."
Por supuesto, opino que esta es una postura de lo más exagerada, pero claro, luego me acuerdo de la alarma que se generó cuando cambiamos de milenio (años 2000), ya que no se sabía exactamente qué iba a pasar con las nuevas tecnologías, cómo iban a reaccionar los ordenadores y demás dispositivos, y me doy cuenta de que las máquinas, aunque creadas por el hombre, tienen un porcentaje de funcionamiento que es impredecible... Cada cual que saque sus propias conclusiones.
                                                     
Doble cara


Y tú, ¿tienes formada alguna opinión sobre este invento?














10 comentarios:

  1. Hola Araña, no tenía ni idea de este invento y sinceramente me deja fría porque supongo que aunque pueda programar a mi joxxxe con mis preferencias el calor de sus manos o la humedad de su boca nunca serán humanos y dónde queda el factor sorpresa? No me convence

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes, Anónimo.
    Imposible decirlo más claro; estoy completamente de acuerdo contigo, aunque respete a quien decida comprarse un chisme de estos. Nada que añadir a tus palabras, porque creo que has expresado la singularidad de "lo humano", que en muchas ocasiones se acerca a lo divino..., y eso, ningún robot puede emularlo.
    Y el factor sorpresa..., ¡ni de coña!, vaya, porque supongo que al cacharro lo programara la persona que lo compre.
    Por cierto, ¿te imaginas si se estropea alguna función del robot y tienes que llamar al técnico?
    Gracias por comentar.
    Feliz Semana Santa.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches a todos. No entiendo porque rechazas a la robot sexual Roxxxi cuando los antecedentes son los vibradores con formas de penes.Entonces los hombres también tendríamos que sentirnos objetos, y yo no me siento así. Creo que cada persona debe disfrutar como pueda o quiera.
    Pero yo personalmente no metería a mi capitán en ningún agujero de la Roxxxi, estoy de acuerdo con tu amigo,no vaya a ser que sea como algunos desagües de los fregaderos, que tienen cuchillas dentro, o tengan un cortocircuito.
    Buen post. Como dice anónimo, no me convence el invento.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Capricornio.
      No rechazo a Roxxxi, solo he expresado mi opinión sobre el hecho de que el prototipo se asocie con sexo femenino, por otro lado, decirte que estoy a favor de que los vibradores se desvinculen de las formas fálicas. Me refiero a los que reproducen el pene con todo detalle. Entiendo que los fabriquen para satisfacer gustos, pero cada vez más se cuida la estética y se apuesta por colores que nada tienen que ver con el soso color carne o el típico pene negro que pretende pasar por exótico...
      Cierto: cada cual que elija cómo dar gusto al cuerpo.
      Me parece estupendo que cuides a tu... "Capitán".
      Gracias por el comentario.
      Disfruta estos días.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Buenas tardes!
    Cada vez hay más inventos novedosos!Yo tampoco sabía que existían este tipo de robots,no dejas de sorprendernos en tus post araña. Pero al igual que Anónimo y Capricornio,no me fiaría mucho de ellos,que los fallos siempre existen y como tu dices...a ver quien es el valiente que llama al técnico en ese momento!
    Aún así,para gustos están los inventos asiq quien quiera disfrutar con ellos es respetable,pero yo me sigo quedando con el calor del ser humano del que habláis.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Dama.
      Hay quien dice que estas máquinas no van a tener demasiado éxito, pero lo cierto es que existe un interés creciente por conocer las "prestaciones" de estos robots, tal vez sea curiosidad y no ganas de utilizarlos, no sé yo qué decirte.
      Lo de los fallos técnicos es un importante disuasorio, no te puedes ni imaginar las situaciones hipotéticas sobre averías que he escuchado estos días: que si la función de sexo oral, que si las velocidades (no me preguntes qué velocidades porque no tengo ni idea)...
      ¿Qué tendrá el calor humano que tan importante es para todos?
      Gracias por comentar.
      Disfruta de la Semana Santa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. El ser humano en su día a día hace uso de muchos aparatos electrónicos. Además tiene un gran tendencia hacia el transhumanismo, con la sustitución de sus órganos por otros artificiales, instalación prótesis robóticas en miembros amputados, exoesqueletos para personas en silla de ruedas y así un largo etc. Entonces: si nosotros mismos hacemos tanto uso de la tecnología adaptándola a nuestros cuerpos, ¿porqué no vamos a poder mantener relaciones sexuales con un robot?. Ya sé que de momento el modelo es muy, muy básico y da un poco de grima, pero quien dice que el día de mañana no sea un robot más bello, pueda moverse como nosotros, e incluso esté dotado de cierta conciencia, convirtiéndoles en más "humanos". A mi si que me convence el invento.
    P.D. La vagina del robot no es una thermomix, sus paredes no son de acero y no tiene cuchillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Leo.
      ¡¡¡Amén!!! Vaya argumentación impecable la tuya.
      Se ve que te apasiona la robótica y la tecnología y que eres un gran defensor de su uso, y estoy de acuerdo contigo, pero todo tiene sus límites, y si se están descubriendo nuevas dependencias, por ejemplo de los móviles, que propician el aislamiento, ¿qué sucederá si las necesidades sexuales (el instinto que como especie tenemos) quedan satisfechas por una maquina. Hoy en día ya no necesitamos hablar, tal vez mañana ya no necesitemos foll--..., con humanos.
      Gracias por este comentario tan rico en matices y pleno de lógica y sentido común. Ha sido un placer leerte.
      PD. Bueno, me dejas más tranquila con lo de las cuchillas.
      Feliz Semana Santa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Yo no sé que pensar con este invento esty a un cincuenta x ciento,x un lado me parece bien para aquellas personas que x lo que sea(una minusvalía,gente peculiar que no encuentra otra forma de mantener contactos etc...)tengan un medio para hacerlo si no quieren recurrir a otros servicios y x otro me da hasta miedo dado que las máquinas ya forman una parte muy importante en nuestras vidas lo único que nos quedaba era las relaciones entre humanos si eso ya no es exclusivo me da que much@s van a preferir no complicarse la existencia con relaciones humanas y no sé hasta que punto eso es bueno.Es un debate difícil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Tere.
      Efectivamente, el debate es complicado. Tanto los argumentos a favor como los que se manifiestan en contra de este androide, llevan su parte de razón. A pesar de lo cual, mi postura está más próxima a los del "no a los robots sexuales". La razón principal..., mira a tú alrededor y dime qué ves: multitud de personas con la nariz pegada al móvil. Imagínate si la tecnología en cuestión fuese capaz de proporcionar orgasmos bien servidos.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar