23 de mayo de 2017

Mayo, mes de las flores y de la masturbación

                                                                           
Pecado original
A pesar de lo que pueda parecer, no, no me he despistado al elegir esta imagen como cabecera del post que quiero escribir sobre la celebración del mes de la masturbación.

La decisión obedece a una extraña asociación entre pasado y presente; me explico: cuando era pequeña e iba al colegio me encantaba que llegase mayo. Lo llamábamos "el mes de las flores", y no precisamente porque estas abundasen, sino porque durante los treinta y un días que duraba, teníamos una obligación importantísima que cumplir media hora antes de que finalizase la jornada escolar.

Todos los alumnos nos dirigíamos al comedor del colegio, donde se había colocado un altar con la imagen central de la Virgen María. El ritual consistía en ofrecerle las flores que antes habíamos cortado en la pradera, o en algún jardín público o, para disgusto de las madres, de las macetas que ellas cultivaban. 

Pero no todo era llegar y dejar las flores sin más, nanay. Había que aprenderse una poesía -a veces hacíamos dúos y tríos recitadores- y soltarla delante de todos los compañeros y profesores. Los nervios solían jugar muy malas pasadas a algunos; no era mi caso, afortunadamente.

Y este recuerdo, tan lejano ya, choca un poco con el hecho de que en el presente quiera celebrar el mes de la masturbación, mejor dicho, choca muchísimo.

En aquellos años nadie cuestionaba que durante el mes de mayo hubiese que rezar a la Virgen, ofrecerle flores y recitales de poesías, pero el tema de la masturbación..., entonces ni sabíamos que esa palabra existía. Lo de tocarse "ahí" se denominaba hacerse pajas.

A veces, algún niño confesaba que se las hacía, entonces todos le mirábamos (diseccionábamos) con cierto escrúpulo heredado de la enseñanza del: «Tocarse ahí abajo es pecado mortal», aunque también con cierta fascinación ante el rebelde que se había atrevido a desafiar un mandato divino.

Y claro, después de crecer con la idea de que las niñas que se tocaban no iban a poder tener hijos, que si se hacía "eso", había que contárselo al cura (antes muerta, pensaba yo), y que tooooodas las mujeres éramos hijas de Eva, quien por culpa de una serpiente se había comido una manzana de un árbol prohibido... En fin, que con la madurez comprendí que era una metáfora, pero mientras tanto me pasé mucho tiempo indignada con esa señora, ya que por su esa tontería nos habían echado del paraíso.
                                                    
El placer en tus manos
Fuente foto: Pixabay
Supongo que después de esta explicación comprenderéis el porqué de mi elección: una mujer desnuda jugueteando con una serpiente, dejándose seducir por ese animal condenado a arrastrarse eternamente por haber sido aliado del diablo. ¿Qué mejor imagen que esta para introducir el tema de hoy?

A las personas nos gusta celebrar, lo que sea, pero siempre encontramos un motivo para hacerlo. No tengo ni idea de a quién se le ocurrió asociar al mes de mayo con la masturbación, ni los motivos que tuvo para ello, pero, como considero que se trata de una ocupación saludable y placentera, me sumo a la iniciativa y pongo mi pequeño granito de arena: exponer las razones que me parecen más importantes para incluir esta práctica sexual en nuestro repertorio. 
-En primer lugar, porque somos los únicos dueños y responsables de nuestro cuerpo, por lo tanto podemos decidir sobre cómo queremos administrarlo. Resumiendo: tanto si te tocas como si no, hazlo porque te dé la gana, no porque nadie te diga lo que puedes o no puedes hacer. Se libre para decidir.
-Mediante la masturbación aprendemos a conocer el funcionamiento de nuestro cuerpo. Sabremos que botones pulsar para gozar. Este aprendizaje nos será también útil cuando estemos acompañados, tanto para recibir placer como para darlo. 
-Que estamos estresados o tenemos preocupaciones que nos rondan por la cabeza y no conseguimos quedarnos dormidos..., «Pues me tomo un somnífero», me responderéis. Por supuesto que sí, seguro que resulta efectivo y descansamos como unos benditos, aunque a la mañana siguiente tengamos que tomar tres cafés para ponernos las pilas y sacarnos la modorra de encima antes de ir a trabajar... Vaya panorama ¿no?
Tranquilos, no os preocupéis, que tengo una solución mucho más saludable y gozosa: ¡recurrir a la masturbación!  
-La relajación que se produce en el cuerpo después de un orgasmo ayuda a paliar los dolores de la regla, entre otros.
-La masturbación puede ser un preliminar o una finalidad per se dentro de las relaciones de pareja. Solo o en compañía, puedes elegir algún juguete que te inspire. Masturbadores masculinos, masturbadores femeninos. Por cierto, hay algunas opciones queeee..., mejor las descubres tú.
-Por si todo esto fuera poco, se trata de un ejercicio cardiosaludable, bueno para la piel, durante el que se liberan hormonas que hacen que nos sintamos más felices: endorfinas, oxitocina y dopamina y, encima, ¡adelgaza!
No te vayas a creer que esto lo digo yo (que también), estas afirmaciones las hacen los sexólogos y provienen de estudios relacionados, entre otras disciplinas, con la Sexualidad Positiva (Psicología). Para saber más sobre el tema pincha AQUÍ, encontrarás el enlace a un programa de radio estupendo en el que interviene la administradora del blog, Mary Asexora. Te garantizo que aprenderás de forma amena.
Transgresión
¿Qué pretenderán estos angelitos?
                                                                               

Y ahora, os invito a que me contéis si os gusta "celebrar" el mes de mayo. Y si preferís hacerlo solos o en compañía, lo de celebrar, digo.

Nota: 
El próximo post se publicará el día seis de junio: La muñequita de la caja de música.

  








12 comentarios:

  1. Celebramos el mes de mayo y no me he equivocado al escribir celebramos, es más divertido entre dos, miras y te miran. Me encanta la foto que habre el post. De acuerdo en todo araña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Anónimo.
      Pues sí, la vista es un sentido muy útil en estos casos. Mirar al otro, para sentir nosotros...¡celebramos, vaya!, como bien dices, mayo, y junio, y julio..., Navidad...
      A mí también me gusta la foto, me parece muy lujuriosa.
      Gracias por comentar.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. El mes de mayo está genial a mi me gusta x muchas cosas tendré que añadir esta también,está claro que es un ejercicio estupendo para el cuerpo y para la mente y si encima adelgaza quien se puede resistir...sobre todo si es en pareja mucho más entretenido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Tere.
      Oye, pues añade esta razón a tu lista personal sobre el mes de mayo, que es muy importante aprovechar la primavera, las horas de sol, las florecillas del campo, y los juegos de manos, en solitario o a dúo, que veo que es lo que más os gusta.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Buenas tardes a todos.
    Estoy de acuerdo con los comentarios anteriores, sobre todo lo de hacerlo en pareja, me parece muy excitante,pero bueno en solitario también es una buena opción.
    Te echaré de menos la semana que viene. ..
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Capricornio.
      Vale, veo que también lo tienes claro. Me parece estupendo que te guste compartir esta práctica, que en principio se lleva a cabo en solitario, pero que a dúo, como muy bien decís en los comentarios, es de lo más sugerente...
      Ya he comentado en otras ocasiones que, en lo tocante a nuestra sexualidad, opino que los humanos somos un poco voyeurs.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Digamos que me apunto a " celebrar" así, en general, vamos.
    Y en cierta manera creo que nunca estamos solos en esas celebraciones. Con esta cabecita nuestra podemos estar con quien y donde nos de la gana.
    En cuanto a la primavera, estupendo por esas explosiones florales en verano por el calorcito y las pieles morenas, en otoño nos podemos poner tiernos y melancólicos por el color de las hojas y en invierno pues por que hace frío y a quien no le gusta entrar en calor.
    En fin... CELEBREMOS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Atalaya.
      Me parece una opción divina la tuya; me refiero a no descansar en todo el año... Y es que tienes razón, para qué nos vamos a limitar a "celebrar" solo en primavera cuando cada estación tiene su encanto particular. Me atrevería a decir más: hasta la meteorología sirve de telón de fondo para "celebrar". Imaginemos una noche de tormenta, por ejemplo; o un amanecer nevado...
      ¡¡¡Celebremos!!!
      Gracias por el comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. A mí también me decían de pequeña que eso era pecado y que "ahí no te puedes tocar". Pero qué quieres que te diga: a pecar, disfrutar y celebrar!
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Mary Asexora.
      ¡Bien dicho!
      Menos mal que la educación ha ido cambiando al respecto, porque eso de que todo, todo, todo, fuese pecado creaba más de un trauma cuando se llevaba el mensaje (no te toques) al extremo.
      Gracias por la visita.
      Abrazos.

      Eliminar
  6. Creo que al mes de mayo se le asocia con la masturbación, por que comienza el buen tiempo, haciendo que estemos más "activos" y tengamos muchas más ganas de marcha que en invierno. Buen post araña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Leo.
      Pude ser lo que dices. Si atendemos a los ritmos biológicos de los animales, así ocurre.
      En fin, es cierto que cuando llega el buen tiempo nos mostramos mucho más activos: nos apetece salir al campo para ver las flores, nos quitamos de encima una buena tanda de ropa de abrigo y lucimos más piel, etc.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar