15 de agosto de 2017

Día dos


                                                                           
Visión
Fuente: Pixabay


Nota informativa
Antes de publicar este post, siento que debo una explicación al lector que entra en el blog para leer erótica, ya que esta entrada se aleja claramente del género. 
Como bien sabéis, disfruto escribiendo relato y escenas eróticas, pero también me gusta indagar en el conflicto humano. Soy lo que se llama un culo inquieto. Puede que esté tirando piedras a mi tejado al querer incluir en La Araña Rosa estos fragmentos de la novela que tengo en mente, pero no hacerlo sería ir en contra de mi naturaleza: siempre he seguido mi instinto y he hecho lo que he querido, desde las más estrictas normas al respeto por las demás personas, por supuesto. Esta aclaración que hago me sirve para advertir que esta entrada no tiene nada que ver con el género erótico; por lo tanto, tú eliges si continúas leyendo o esperas al próximo post se publicará el día 5 de septiembre. 

Día dos

Ayer hablé de nuevo con Catalina, la chica de la 209. Me confesó que los ángeles continúan visitándola por la noche, aunque al doctor le dice que hace mucho que no vienen, y que por fin ha comprendido que solo se trataba de una alucinación de su mente desquiciada.

Me pregunto si en realidad esos seres existen.Tal vez solo ella pueda verles. Tal vez los demás no sepamos utilizar los ojos... Le pregunto que para que sirven los ángeles y me responde que para acompañar a los que están solos. ¿Entonces por qué no me visitan a mí?

El día de mi comunión, cuando por la tarde mi madre se retiró a su cuarto porque tenía dolor de cabeza -siempre tenía dolor de cabeza-, mi padre me sentó en su regazo. Empezó a besarme el pelo y me dijo que olía a pureza..., a la vez que me acariciaba las piernas bajo el vestido y continuaba hacia arriba, por dentro de mis muslos de niña. Sus dedos eran arañas negras que corrían por la blancura del organdí. 

Vestida de novia pequeña y mientras mi piel se quemaba, recordé lo feliz que me había sentido aquella mañana, agarrada de las manos de mis padres mientras caminaba hacia la iglesia para reunirme con las demás niñas.

¡Qué linda estás!, me decían, y yo levantaba la cara para que todos viesen lo hermosa que era, y movía mi melena orlada de bucles dorados para que refulgiesen al reflejar el sol. Muy digna, caminé por el pasillo de la nave central del templo hacia el altar. Iba a recibir a Dios, que se posaría sobre mi lengua durante unos instantes antes de penetrar en mí.

Dios es tu padre, me había dicho el catequista unos días atrás. 

La noche de mi comunión, mi padre me ayudó a quitarme el vestido. Una vez que estuve acostada, se sentó al borde de mi cama y acercó sus labios a mi oído. Temblé.

Ahora tú eres mi ángel, dijo.

Le aconsejo a Catalina que no hable de los ángeles porque la mayoría de las personas se asustan de lo que no pueden ver o tocar; son débiles e intentan que todos seamos como ellos, autómatas blandengues que solo atienden a lo que otros han plasmado en libros... Conocimiento, lo llaman los imbéciles que utilizan las batas blancas como escudos protectores.

Tienen miedo. 

Qué mayor desatino hay que querer curar lo que no se comprende, y sin embargo lo pretenden. Tienen miedo. Mentes idénticas, paridas de distintas madres, que deben mamar del mismo ideario, y si no es así, ellos se encargarán de aplicar el «Tratamiento». Drogas para adormecer a los privilegiados. Drogas que matan a los ángeles. 

Tienen miedo.



Me encantaría que me dieses tu opinión sobre la voz de la protagonista :-) 









16 comentarios:

  1. Buenas tardes.
    No me ha gustado nada este post. Siento decirlo, pero me ha puesto los pelos de punta. Bien que hayas avisado. Te aconsejo que vuelvas a tus relatos eroticos que se te da cojonudamente.
    Y que conste que no digo que esté mal escrito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Capricornio.
      Lo primero agradecer tu sinceridad; por esas mismas razones que dices avise de lo que el lector podría encontrar si continuaba leyendo. Creo que he cometido un error al querer mezclar, como se dice en mi pueblo, las churras con las merinas. De esta experiencia aprovecharé el aprendizaje: o sea: ¡no más experimentos!
      Aquí estamos para dejarnos "erotizar". Mis otros demonios se quedarán al margen de este blog.
      Gracias por el comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Buenas noches!
    A mi me ha gustado mucho el post,es intrigante y me quedo con ganas de más,me gustaría conocer toda la historia,pero para eso supongo que tendré que esperar.
    En mi opinión,aunque se que es un blog de erótica,me gusta leer también diferentes relatos como éste,o como el primer post publicado, el cual me parece una historia de amor preciosa que nos hace ver el interior de las personas.
    Así que para mi no ha sido un error mezclar diferentes géneros.
    Respondiendo a tu pregunta araña, me parece que la voz de la protagonista tiene mucho que contar y que seguramente no haya contado...y muy duro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días, Dama.
    Gracias por los ánimos, se agradecen un montón.
    La novela está empezada, y ten por seguro que la acabaré. La historia me parece contundente, vamos, que tiene miga, y la protagonista muy fuerte; sinceramente, creo que puede llegar a dejar muy satisfecho al lector.
    Posiblemente no vuelva a publicar más entradas de este tipo, pero eso no quiere decir que la historia no vaya creciendo.
    Muchas gracias por tus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo estoy encantada con tus post eroticos, ahora que esta mezcla de dulce salado que haces me pone mucho. Sería una lástima que no publicases más entradas,por cierto, el nombre elegido es Catalina?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Anónimo.
      Veo que tienes algunos gustos parecidos a los míos, me refiero a la mezcla dulce-salado; los contrastes...
      La verdad es que si no los hubiese, la vida sería demasiado insípida.
      Me alegra mucho saber que mis historias no te dejan indiferente, que lo pasas bien leyéndome.
      Lo que ha ocurrido con esta entrada ha sido muy raro, los lectores se han posicionado en los extremos. He tenido comentarios, más por privado que por aquí, que han oscilado desde la repulsa más absoluta hasta los ánimos para que continúe publicando post de este tipo. ¡Estoy hecha un lío! Tengo que pensar qué hacer.
      Catalina es una de las enfermas mentales que está ingresada en el mismo psiquiátrico que Teresa (la prota se llama así).
      Gracias por comentar este post tan complicado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Nunca llueve a gusto de todos.
    Es dificilísimo, yo diría imposible, agradar a todo el mundo. Pero no por ello debemos dejar de probar cosas, de enriquecernos a nosotros mismos con experiencias y por que no de intentos que nos hacen aprender.
    Claro está que la mezcla sexo, enfermedad mental es un poco explosiva, pero "es", está, existe y es real.
    ¿Por qué no escribir de ello?
    Araña querida, tu, solo tu, decides lo que escribes.
    Nosotros decidimos lo que queremos o no queremos leer.
    De esa cabecita tuya puede salir lo que le dé la gana, deja que fluya el caudal de ese grifo y que pase lo que tenga que pasar!!

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes, Atalaya.
    Qué razonamiento más sabio; gracias.
    Opino igual que tú, pero no me gustaría causar malestar por mis escritos, aunque soy consciente de que al tratar ciertos temas esto pueda ocurrir. La novela va a ser sí o sí, pero no me decido a continuar con estos post en el blog. Dirás que mi razonamiento no se sostiene (y en el fondo sé que es así), pero me parece que por esta vía, el lector no puede elegir, mientras que un libro sí puede decidir leerlo o no.
    En fin, que tampoco voy a cerrarme en banda, pero tengo que pensarlo un poco más despacio.
    Gracias de nuevo y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado el post pero me ha entrado unas ganas de coger al señor y darle una paliza que no lo podéis imaginar...a mi si que me parece bien que de vez en cuando metas otros temas, así hay un poco de variedad que a mi parecer que es bueno.X cierto me gusta el nombre de la protagonista,un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Tere.
      Eso me gusta, que te haya hecho sentir, aunque sea ira o asco, lo que sea, pero es muy importante que el texto no te haya dejado indiferente.
      Es un buen nombre, sí, tienes razón.
      Gracias por comentar y por los ánimos.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. Genial, me ha gustado mucho esta pequeña porción de tu próximo libro. Pero lo que no me gusta es quedarme como siempre, ¡con ganas de más!. Buen post araña

    ResponderEliminar
  10. Buenas tardes, Leo.
    Muchas gracias por expresar tu opinión. En este caso, al tratarse de una novela, tendrás que esperar a leer el capítulo final.
    Dependiendo de en qué actividades, es bueno quedarse con ganas de más... ¿no crees?
    Feliz lunes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola a todos! Yo creo que desde que existe la Araña Rosa ha habido post de todo tipo, eróticos, de amor , curiosidades (eróticas por supuesto).... Está bien que hayas escrito un post de tu nueva y futura novela, también es una forma de darla a conocer y alimentarte con nuestros comentarios; no por ello significa que te estés alejando de la verdadera esencia de La Araña Rosa, que como muy bien dice Capricornio lo haces muy bien.Es cierto que estos últimos 2 post no tienen nada que ver con el alma de la Araña ,más bien parecen un thriller psicológico con toda la pinta de no dejarnos indiferentes Puedes correr el riesgo de que a la gente que le gusta la novela erótica y este blog en particular pierda el interés pero de todas formas creo que todos los escritores al igual que todas las personas supongo, sufren una evolución de tal manera que de lo que escribían en un principio no tiene nada que ver con lo último , su literatura va cambiando y madurando y a tí Araña puede que te esté pasando eso, pero eso es enriquecedor.Tambien es una forma de no hacer y espero que no se me malinterprete , "cansino " el blog.Esperemos que sigas escribiendo post y novela erótica además de otros géneros.La cuestión es seguir creciendo!! Y como muy bien ha dicho Atalaya cada uno elige lo que lee,( y lo que ya no quiere leer también).Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Casiopea.
      No sé si estaré creciendo como escritora, ¡ojalá!, pero de lo que sí estoy segura es de que estoy en plan exploradora. Empecé una novela de corte erótico, pero ahí se ha quedado, con setenta páginas escritas, en un archivo. Por el contrario, esta crece cada día (la tengo dosificada). En cuanto acabe la que estoy reescribiendo, me pondré con ella en firme.
      Creo entender que me recomiendas correr riesgos..., bien, en todo caso son riesgos controlados. No quiero defraudar a los lectores que entran para leer erótica y evadirse con un relato o curiosidad picante, pero también quiero (necesito) experimentar. Tengo que pensar cómo hacer compatibles ambas facetas.
      Gracias por expresar tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar